Los vendedores nos pasamos la vida pensando en que debemos hacer para conseguir que los clientes confien en nosotros y nos pasen sus pedidos, sin embargo estos parece que solo nos pasan los pedidos si les damos mejor precio que nuestra competencia. Al menos, eso parece ser lo que solemos decir los vendedores, ¿o no es asi?

Considero, siempre lo he hecho, que esto no es cierto, al menos de manera absoluta. Si asi fuera los productos «premium» no se venderian  nunca, y esto no es asi. ¿Que sucede pues?.

Si nos basamos en los determinantes de compra, veremos que esto puede tener una explicación, la cual debemos adoptar si queremos que las ventas nunca mas se basen en ofrecer un mejor precio, al menos, no solo en eso. Como bien sabemos, los determinantes de compra los podemos recordar con la nemotecnica «SABONE»; seguridad, afecto, bienestar, orgullo, novedad y economia. Fijemonos que en ninguno de los casos aparece el precio; si, como maximo, economia.

Es generalmente admitido, y asi se explica en los diferentes cursos de tecnicas de venta, que estos son los condicionantes de compra de los clientes, ¿por que decimos entonces que «los clientes solo quieren comprar por precio»?. Sencillamente porque los vendedores no realizamos nuestra labor comercial con arreglo a unas tecnicas de venta eficaces, y porque nuestra vision no suele ir mas alla de pensar que debemos tener mejores productos, mejor servicio y mejores precios que nuestra competencia. Si esto fuera asi, en todo caso solo seria cierto para un solo vendedor puesto que el enunciado no se podria cumplir para el resto. Si esto fuera asi, ¿de que sirven entonces los vendedores?, el trabajo estaria hecho y el cliente no tendria mas remedio que comprar esa oferta.

negociacion2

Pongamonos ahora en la piel del cliente, nos daremos cuenta de que al cliente no le importamos nada nosotros, nuestra empresa o nuestros productos, lo que le interesa es lo que nosotros, nuestra empresa y nuestros productos/servicios pueden hacer por el. Si somos capaces de entender la diferencia, basada en el punto de vista desde el que se concibe el acto de la venta, veremos que el enfoque no puede ser lo que nosotros queremos, sino lo que el cliente espera, en una clara direccion hacia afuera, hacia el cliente, y no hacia adentro, hacia nuestros productos y nuestros servicios.

Otra vision es la de vender al cliente «productos ampliados«, frente a «productos basicos«. Si tratamos con productos basicos quiere decir que tratamos con productos que a ojos del cliente son iguales, por tanto la unica diferencia existente será el precio, que ya hemos dicho que no es deseable. Si por el contrario trabajamos sobre el producto ampliado podremos hacer que esta «ampliacion» sea la que el cliente espera, y esto nos hara ser diferentes frente a nuestra competencia, a los ojos del cliente. Aqui el precio habra dejado de ser importante (siempre que esté dentro de un valor justo, claro está). Comenzaran a ser importantes la confianza, le relación, la sensacion de ser unico. Si hablamos de productos diferentes, el cliente no podrá utilizar el precio como elemento de diferenciacion o de comparacion. Su experiencia de compra será diferente y la forma de satisfacer sus necesidades, por tanto, también lo será.

El vendedor es, entonces, una pieza clave a la hora de aportar valor añadido a la experiencia de cliente, por lo que la empresa debería facilitar los medios para que éste pueda hacer una gestión que, aportando el máximo beneficio al cliente tambien por medio de la diferenciación, consiga minimizar el efecto del precio en la decisión de compra. Por ello, aumenta día a día la importancia de la profesionalidad de los equipos comerciales de una empresa y de su labor como satisfactores de necesidades y como proveedores de experiencias diferenciadoras.

Y tu ¿Quieres Vender?
Jose A. Navarro Borcha
www.nnconsultores.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.