El final de las vacaciones supone el cierre de un parentesis en el trabajo diario que permite despejar la mente de las rutinas adquiridas y dejar el «lienzo» en blanco para la nueva etapa. Las vacaciones suponen el fin de una etapa y el comienzo de la siguiente, siempre que lo veamos como un ciclo que no empieza el dia 1 de enero y termina el dia 1 de diciembre. Eso solo sirve para los departamentos de contabilidad y fiscales, si bien es cierto que el mismo proceso contable supone iniciar la facturacion en el siguiente periodo contable, por tanto, el que se incia el 1 de enero.

Ahora bien, para que el ciclo de facturacion comience «con buen pie», y ajustandose a las necesidades empresariales, es necesario comenzar a trabajar en el mucho antes de su inicio, de ahi el que el ciclo empresarial, y/o comercial,no tenga su inicio y final en el mismo momento que el contable.

Para conseguir los resultados del periodo siguiente, lo primero que hay que hacer es planificarlos, en sus cantidades y valores, y de ahi la necesidad de realizar los presupuestos anuales. Aqui es donde aparece el meollo de la cuestion; la preparacion de los presupuestos.

Si se realizan los presupuestos al final de año contable, no habra tiempo para comenzar a ponerlos en marcha, y con toda probabilidad se llegara a febrero o marzo sin los presupuestos consensuados y en marcha, con lo que seguramente habremos perdido dos meses de la facturacion deseada. Es por esto que hay que comenzar a realizarlos al inicio del periodo empresarial y comercial, que para mi debe iniciarse justo despues de las vacaciones, como maximo, a principios de octubre. Ver tambien https://formacionnn.wordpress.com/wp-admin/post.php?post=3257&action=edit

La importancia de los presupuestos.

La importancia de los presupuestos, comerciales o de cualquier otro tipo, reside en su función de guia sobre el trabajo a realizar en el siguiente periodo, al que los mismos se refieren. El presupuesto debe partir del analisis de lo realizado en el periodo anterior, por lo que en octubre estaremos ya con los resultados de nueve meses del año fiscal, y podremos hipotizar el resultado del final del ejercicio. Que nadie espere poder arreglar un presupuesto que esta fuera de sus valores previstos a tres meses del cierre del ejercicio, lo que conseguira es frustracion. Ahora bien, si que debera trabajar en solucionar lo mejor posible las desviaciones y en sentar las bases para el siguiente ejercicio.

Un presupuesto que se pueda considerar como tal, debe incluir, al menos, los siguientes apartados:

  • Debe ser retador, pero alcanzable.
  • Debe ser cuantificable y medible.
  • Debe referirse a un periodo de tiempo determinado, debe ser temporal.
  • Debe incluir los elementos para su control.
  • y, por ultimo, debe tener una jerarquia. Marcar que va primero y que va despues, que es mas importante dentro del propio presupuesto.

Ademas de esto, el presupuesto debe incluir otros conceptos:

  • No se puede remitir solo a cantidad, debe ser realizado pensando en cantidad y en calidad; debe ser cuantitativo y cualitativo.
  • Debe servir para orientar las acciones hacia las necesidades organizacionales de la empresa.
  • Y debe tambien servir para cumplir las necesidades y expectativas del propio vendedor o gestor; debe servir al incremento de su profesionalidad.

Supone, por tanto y tal como deciamos al principio, ser la guia de las acciones a realizar durante el siguiente periodo, constituyendo el guion del mismo.

Se puede ver entonces que, con todos los parametros a cubrir, no se pueda empezar a plantear el presupuesto en el mes de diciembre, o de enero del año siguiente. Con todo este trabajo por realizar, trabajo que cada dia mas demuestra la profesionalidad de los vendedores y/o de los gestores de empresa, debemos empezar con tiempo, y octubre como maximo es una buena fecha para hacerlo ya que, ademas, antes de poner el presupuesto en funcionamiento debemos «testarlo» para ver su idoneidad y corregir los posibles defectos que pudiera tener antes de que sea demasiado tarde. Cuando empecemos a trabajar en enero sobre el nuevo presupuesto «la rueda» ya debe estar girando con la nueva fuerza y direccion.

Pongamonos pues al trabajo, y no lo dejemos para mas adelante porque quizas no llegaremos a tiempo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.